Yugopedia - La información silenciada de UE y EEUU sobre Yugoslavia

KOSOVO I METOHIJA - UNA GRAN MENTIRA

por Zvonimir Trajković
consejero de Slobodan Milošević (1990 - 1993)
consejero de Radovan Karadžić (1994 - 1995)

excelente traducción de J.B.
7.6.2008.

Prácticamente todo lo que se puede ver, escuchar o leer en los medios de comunicación occidentales sobre Kosovo y Metohija es una gran mentira. Para que el lector pueda tener una idea objetiva sobre los acontecimientos actuales en Serbia y en torno a Kosmet, lo lógico sería que al menos llegara a conocer de manera concisa unas cifras importantes y otros datos relacionados con esta provincia.

En todos los documentos en el occidente, Kosovo y Metohija (Kosmet o KyM) aparece exclusivamente denominado como Kosovo porque supuestamente así es más fácil y más corto. De la misma forma, el nuevo estado autoproclamado se denomina solamente Kosovo, mientras que Metohija ha sido eliminado. El verdadero motivo de esto es que “metohis” en griego antiguo significa “la tierra de monasterios”. ¿Cómo van a demostrar los albaneses que estas tierras han sido siempre suyas si ellos como musulmanes no tienen monasterios sino mezquitas? Kosovo es una meseta y Metohija es llanura así que entre estas dos regiones existen diferencias geográficas y climáticas muy claras.

En Kosmet nunca, ni siquiera hoy, han vivido más de 1,2 millones de albaneses y todos los textos, a menudo hasta ingenuos, donde se dice que en Kosmet hay 2 o 2,5 millones de albaneses son pura propaganda. En KyM hay 7 ciudades o más bien pueblos: Priština (alrededor de 180 mil habitantes), Mitrovica (85 mil), Peć (75 mil), Prizren (65 mil), Gnjilane (50 mil), Đakovica (50 mil) y Uroševac (45 mil). Aquí se trata del número total de la población en estas ciudades y sus alrededores, o sea del número total de habitantes en estos municipios donde se incluyen también otras nacionalidades. Estos son los datos estimados del año 1999 (antes de los bombardeos de la OTAN) porque hay que tener en cuenta que los albaneses boicoteaban y obstruían todos los censos estatales desde el año 1971 hasta hoy con el fin de poder falsificar su representación proporcional étnica en Kosmet. Hasta el éxodo que ocurrió después de los bombardeos de la OTAN en 1999, en Kosmet vivían, además de los albaneses: serbios (320 mil), gitanos (45 mil) musulmanes (27 mil), turcos (12 mil) y otros (7 mil). En Priština, los serbios eran un 38% del número total de habitantes.

 

Imagen


Así es como las madres serbias salían con sus hijos a trabajar en el campo (foto tomada en Prekale, un pueblo de Kosmet - 1984)


Si a esto le añadimos el hecho de que la superficie total de KyM es 10.686 km2, que un tercio de este territorio son zonas montañosas con condiciones muy desfavorables para vivir y que se trata de una superficie dos veces más pequeña que Vojvodina (que tiene 1,8 millones de habitantes) uno no puede dejar de preguntarse cómo es posible que allí quepan esos 2 millones de albaneses. En los últimos censos electorales de los albaneses en Kosmet están inscritos 1,18 millones de ciudadanos y esto incluye también a aquellos que vinieron desde Albania después de la llegada de la OTAN. Resulta que en Kosmet hay 820 mil niños albaneses. ¿Cuántas escuelas hay que tener para tantos niños? Recordemos que en Priština hay en total 6 colegios y 4 institutos de enseñanza secundaria y no tienen 200 alumnos por clase sino unos 30, igual que en Belgrado.
Estos juegos con las cifras que hacen los albaneses no son tan inofensivos como a uno le puede parecer. Por ejemplo, para llegar a obtener el derecho a ser pueblo constitutivo en Macedonia tenían que ser más de un 25% de la población. Los albaneses en Macedonia forman entre un 15% y un 17% de la población pero gracias a ciertos “reglamentos occidentales” consiguieron “colar” 26,3%.

¿Cómo hacen esto los albaneses? Como tienen los antiguos carnés de identidad de la ex Yugoslavia, siempre que se hacen censos o cuando hay elecciones en Macedonia, la mitad de los albaneses de Kosmet y del sur de Serbia van allí a votar. Cuando algo parecido ocurre en Kosmet, todos los albaneses van a Kosmet a votar. Al hacer esto, su objetivo es presentar su población como absolutamente dominante, lo cual supuestamente les da derecho a ocupar determinados territorios. En el Registro Civil en Kosmet hay inscritos unos 930 mil albaneses como ciudadanos yugoslavos y este es su número real que podría aumentar como máximo por 100 mil aquellos que después de la Segunda Guerra Mundial vinieron desde Albania y que hasta hoy no se han inscrito en el Registro Civil. Hablar de millones de albaneses es completamente incorrecto y se trata de pura propaganda con la que ellos mandan al resto del mundo una imagen completamente distorsionada de su presencia en los Balcanes.

Cuando un lector que desconoce muchos detalles lee todo esto, es inevitable que se pregunte por qué el estado no publica esto oficialmente y por qué no insiste en datos correctos. Esta es una buena pregunta y a la vez muy compleja. Si el estado simplemente hubiera cumplido en su día las obligaciones que tenía, hoy no tendríamos el problema de Kosmet. La Yugoslavia comunista le impuso a Serbia dos provincias con autonomía, Vojvodina y KiM, para conseguir de manera artificial un equilibrio entre las 6 repúblicas ya que de lo contrario Serbia hubiera sido de 2 a 12 veces más grande de las demás repúblicas. Como en RSFY los serbios eran casi un 74% de la población, inmediatamente después de la guerra en 1945 fueron creadas nuevas naciones. De tal manera fue creada la nación macedonia aunque se trataba de serbios de sur que vivían en el territorio geográfico de Macedonia, así como la nación montenegrina aunque todos sus gobernantes de cuando era estado autónomo se declaraban como serbios de Montenegro.(Ver resultados del censo de Montenegro)En 1965 fue creada hasta la nación musulmana aunque está claro que se trataba de serbios que durante el dominio del Imperio turco en los Balcanes fueron convertidos al islam porque estaban sometidos a todo tipo de presiones.(VER "Nacionalidades y etnias en Bosnia"). Después de la guerra en 1945 incluso fue adoptada una ley que prohibía el regreso de todos los serbios que fueron expulsados de Kosmet para que la demografía de Kosmet quedara cambiada cuanto antes, asegurando así su “derecho” a ser provincia autónoma. Antes de la Segunda Guerra Mundial en KyM había alrededor de 32% de población no serbia.

Un trío fatal para Serbia y los serbios

Así fue como Tito (de origen incierto - VER: "Tito en la Guerra Civil española"), Kardelj (esloveno) y Bakarić (croata) equilibraron los tamaños de las repúblicas e incluso de las naciones, y todo en el espíritu de supuesto yugoslavismo (que nunca fue aceptado por todos) y bajo el lema de “fraternidad y unidad”, pero exclusivamente a costa de los serbios. A base de criterios similares y otra vez a costa de Serbia fueron trazadas también las fronteras de las repúblicas de tal manera que un tercio de serbios se quedó en otras repúblicas. Tales fronteras entre las repúblicas quedaron establecidas con la explicación de que en realidad no eran muy importantes ya que eran simplemente administrativas. Cuando esa Yugoslavia “fraterna” empezó a desintegrarse, las fronteras administrativas tan desfavorables para los serbios fueron convertidas en fronteras estatales bajo las presiones desde Occidente, así que fueron los serbios los únicos que quedaron dispersos en distintos estados que acababan de ser creados.  Para completar la imagen de la Yugoslavia de Tito es necesario mencionar también el año 1948 cuando ocurre la ruptura entre Tito y Stalin y Yugoslavia empieza a dirigirse hacia los EE.UU. y el Occidente, llegando a ser una especie de sucursal de la CIA cuyo objetivo era destruir el Pacto de Varsovia. Para llevar a cabo este giro político, se establece una plataforma política llamada “Informbiro” gracias a la que fueron detenidos alrededor de 12.000 personas, casi exclusivamente serbios y montenegrinos, que siguieron apoyando la colaboración con la URSS. Todos ellos fueron deportados a “Goli otok” (“Isla baldía” – una isla en el Adriático - VER: GOLI OTOK-LA ISLA INFERNAL EN EL PARAÍSO COMUNISTA), una de las cárceles más infames. De esta manera fueron eliminados del partido, gobierno y ejército todos los serbios más destacados, así que en el ámbito de poder quedan sólo los serbios más obedientes cuya tarea principal era luchar contra cualquier tipo de dominación serbia.  

Esos dirigentes serbios que quedaron, según las órdenes del partido, en el periodo entre 1945 y 1956 poblaron Kosmet con alrededor de 180.000 albaneses y luego les “educaron” rápidamente. De qué clase de enseñanza se trataba nos podemos imaginar fácilmente al pensar que después de cuatro o cinco años los albaneses elegidos pasaron de ser casi analfabetas a tener títulos universitarios. La Liga de comunistas de Yugoslavia necesitaba educar a los albaneses porque después de la Segunda guerra mundial no había ni un solo albanés con estudios universitarios terminados y había que darles los cargos de máxima responsabilidad en la provincia. Este apoyo para los albaneses, carente de cualquier sentido crítico, culmina en 1967 con el discurso de Tito en Split después del que en Kosmet empiezan a reemplazar a todos los serbios que tenían puestos de importancia – jefes, directores de empresas, altos funcionarios del estado, etc. A partir de ese año los albaneses toman todo el poder en Kosmet y los serbios empiezan a irse de la provincia cada vez más. Se establece también un criterio a la hora de repartir empleo, primero de 4:1, y luego 7:1, es decir, se contrataban 7 albaneses para darle trabajo a un serbio. Esta campaña comunista antiserbia fue sellada con la adopción de la nueva Constitución de RSFY en 1974 según la cual las repúblicas llegan a ser estados y las dos provincias serbias quedan prácticamente igualadas con las repúblicas. Todo esto resulta en una emigración de serbios de KyM que duró varias décadas, así que se estima que alrededor de 360.000 serbios se fueron de KyM en el periodo entre 1955 y 1985.

Ya a partir del año 1967 comienzan problemas muy graves para los serbios en KyM y a mediados de la década de los 70 empiezan las persecuciones seguidas de constantes ataques por parte de los albaneses, intimidaciones y hasta frecuentes asesinatos de los serbios. Un ejemplo característico de la monstruosidad de los albaneses ocurrió en 1979 cuando los albaneses atacaron a Đorđe Martinović, un serbio de los alrededores de Gnjilane, mientras trabajaba en el campo: le metieron un botellín de cerveza por el ano y luego lo rompieron dentro de su vientre. En el pueblo Samodreža cerca de Vučitrn, el día 3 de junio de 1982 Danilo Milinčić fue asesinado en el portal de su casa y delante de los ojos de su madre. El asesino fue un vecino albanés que quería quitarle la casa y la finca. Sin ningún motivo, ese albanés mató a Danilo, padre de tres hijos, en el umbral de la casa de los Milinčić. Según las investigaciones judiciales en el periodo entre 1970 y 1985 hubo más de 2.200 denuncias de ataques físicos y asesinatos de los que en un 92% de los casos se trataba de víctimas serbias. Los serbios mandan miles de quejas a las autoridades más altas del estado describiendo su situación insoportable en KyM, pero se quedan sin ninguna respuesta. La clase dirigente serbia y yugoslava cierra los ojos delante de estos problemas en Kosmet, pero los serbios más persistentes seguían allí, esperando que Tito moriría en poco tiempo (ya tenía más de ochenta años) y que las cosas empezarían a resolverse. El desengaño de los serbios fue enorme al ver que después de la muerte de Tito en 1980 nada empezaba a cambiar. Precisamente la continuación de esa situación insoportable llevó a que los serbios de KyM organizaran protestas masivas, lo cual saca al primer plano a Milošević como el líder de todos los serbios.

La economía de Kosmet  

Durante todo el periodo de la posguerra desde 1954, KyM vive mayormente de las donaciones de las demás repúblicas, pero principalmente de Serbia (un 57%). Su economía a pesar de muchas inversiones no funcionaba porque en los puestos directivos estaban albaneses poco cualificados que destruían, bien por su ignorancia bien a propósito, todo lo que se conseguía con las inversiones. Quizá el mejor ejemplo de la ignorancia y la pereza de los albaneses sea la situación con la energía eléctrica que hoy falta en Kosmet. En Obilić cerca de Priština fueron construidas dos centrales eléctricas “Kosovo A” (de 5 bloques) con un total de 745Mw de potencia y “Kosovo B” (de 2 bloques) con 640Mw. Aunque Serbia tuvo casi 10 años de embargo internacional y el mantenimiento de esas centrales dejaba mucho que desear, hasta que los serbios se fueran de Kosmet en 1999, casi todos los bloques funcionaban con un nivel de rendimiento de un 62%. Hoy en día, estas mismas centrales eléctricas en las que luego el fue invertido casi medio billón de dólares desde el occidente, no funcionan ni con un 15% de la potencia instalada, así que KyM importa la energía eléctrica desde Serbia y Bulgaria. Tienen a su disposición 1.385Mw y alrededor de 170 billones de toneladas de carbón en sólo 5-15 metros de profundidad, pero los albaneses no son capaces de producir ni siquiera unos 400Mw que serían suficientes para satisfacer las necesidades de suministro eléctrico en KyM.

Excepto unas plantas eléctricas y tres minas de “Trepča”, toda la demás industria de Kosmet se desarrollaba a base del “Fondo para los subdesarrollados” (donaciones) en el que invertía toda la RSFY; hoy en día los “gauleiters” de Occidente (donde la propiedad es sagrada) están vendiendo todo lo que queda de esa industria mientras que Serbia sigue pagando los créditos internacionales de KyM. A pesar de las tecnologías modernas, muy pocas fábricas en Kosmet funcionaban bien, con excepción de las pocas donde los directores eran serbios. Los albaneses no sabían trabajar ni querían que las fábricas funcionaran bien ya que en Kosmet “la actividad económica principal” era el contrabando. Contrabandeaban con todo, y especialmente con las drogas, armas y materias prohibidas. Sobre esto he escrito con más detalle en el texto “Los EE. UU y la UE abrieron el camino del terrorismo hacia Europa”

Esto no ocurre porque los albaneses tengan una afinidad especial hacia esos trabajos sucios, sino porque las familias albanesas numerosas se pueden alimentar sólo con estos “trabajos” altamente rentables. El sueldo de un trabajador, por bueno que fuese, no era suficiente para que un albanés pudiera alimentar a su numerosa familia y ellos entonces empezaban a dedicarse a estos “trabajos” arriesgados de contrabando, incluso de drogas. Además de esto, como esto se paga sólo con el dinero en efectivo, sin garantías bancarias ni de cualquier otro tipo, era necesario que existiera una gran confianza entre los socios, y entre hermanos la confianza es absoluta. De tal manera estas familias numerosas hacían cadenas de contrabando en las que un hermano compraba la mercancía, otro la transportaba, el tercero la “retocaba” y el último la vendía. Teniendo en cuenta que los albaneses viven en familias numerosas, entre hermanos no se robaban porque vivían bajo el mismo techo, sino entregaban todo el dinero ganado con el contrabando al padre de la familia y él era quien la repartía según las necesidades. Así se creaban pequeñas comunas que en comparación con una familia normal serbia (europea) de cuatro miembros tenían mucha ventaja en cuanto al trabajo en el campo, cualquier tipo de negocio privado y hasta a la seguridad de la familia. Si la familia es la celda básica de la sociedad, entonces el estado tenía la obligación de proteger a esta familia europea normal al menos en el sentido de la seguridad. Esto era necesario porque en un mismo territorio vivían dos pueblos totalmente distintos en cuanto a su civilización y cultura. Pero como esta protección por parte del estado hacia los serbios nunca existía, sino que bajo la política de Tito era todo lo contrario, la minoría albanesa suprimía a la mayoría serbia. Este ha sido el camino por el que se ha llegado e la situación actual en Kosmet.   

Quizá la manera de la que he presentado todos estos datos pueda parecer demasiado extensiva, pero he partido de la hipótesis de que los lectores rusos del “RP-Monitor” no están lo suficientemente informados sobre la situación real en KyM. Especialmente porque los medios de comunicación occidentales bombardean constantemente con unas mentiras increíbles. Por todo esto, su actitud es más que hipócrita al informar a diario que los albaneses fueron perseguidos. Los albaneses no fueron perseguidos en ningún momento desde el 1945, es más, fueron favorecidos hasta unos límites impensables. La Liga de comunistas de Yugoslavia explicaba esta política de favoritismo hacia los albaneses con la necesidad de su emancipación y desarrollo económico para que pudieran integrarse en la sociedad yugoslava. Todo lo contrario de las expectativas, según crecían las inversiones y el favoritismo hacia los albaneses aumentaban sus tendencias separatistas. Ante su separatismo abierto y sus acciones dirigidas contra el estado, tanto el gobierno federal como el de la republica cerraba los ojos, y los albaneses iban creando con mucho ímpetu las condiciones para su plena autonomía.  

Ni siquiera durante el periodo del gobierno de Milošević, desde 1989 hasta 2000, nadie perseguía a los albaneses y mucho menos los mataba. Sólo en 1997 cuando ellos, instruidos por el Occidente, levantaron una rebelión armada, Serbia tuvo que intervenir. Pero incluso entonces, esa intervención se hizo de forma un poco tímida y se miraba más que no se atacara ni matara a nadie “inocente”. La peor parte de esa imagen distorsionada es cuando incluso “nuestros” líderes políticos actuales concluyen que los albaneses sufrían malos tratos y crímenes. Aunque saben muy bien quién en Kosmet sufrió opresiones de todo tipo durante décadas, lo aprovechan para su promoción política, y el Occidente necesita echarle toda la culpa a Milošević para justificar su política destructiva hacia los serbios.  Para el Occidente es especialmente importante justificar con algo los brutales bombardeos de Serbia en 1999 porque los serbios no hicieron nada para provocar esa agresión. Serbia tuvo que intervenir contra los terroristas del ELK (“Ejército de liberación de Kosovo” - VER: "ELK: ¿guerrilleros, terroristas o mafia? ya que estos atacaban a todos los que se movían por las carreteras de KyM, y especialmente a los serbios que vivían en pueblos y sitios alejados. Lo mismo habría hecho cualquier otro estado en cuyo territorio los terroristas operan activamente, pero también es cierto que cualquier otro país probablemente lo habría hecho con mucha más fuerza y decisión, precisamente como podemos ver en los países occidentales.

Para obtener una imagen completa de Kosmet es necesario describir también el periodo del gobierno de Milošević, la satanización mediática de los serbios, la supuesta “expulsión” de los albaneses, así como los bombardeos de la OTAN. Sobre esto escribiré en otra ocasión para que este texto no resulte demasiado largo y denso para el lector.

ScrewTurn Wiki version 2.0.31. Some of the icons created by FamFamFam.